jueves, 19 de junio de 2008

SINDROME DE DISPERSIÓN DE LA ATENCIÓN

SINDROME DE DISPERSIÓN DE LA ATENCIÓN CON O SIN HIPERACTIVIDAD (S.D.A.H.)

El síndrome de dispersión de la atención con o sin hiperactividad (S.D.A.H.) es conocido por la sigla A.D.H.D., procedente del inglés (Attention Déficit Hyperactivity Disorder).

Desde el punto de vista clínico está caracterizado por tres síntomas básicos:

  1. Distractibilidad
  2. Impulsividad motriz y emocional.
  3. Hiperactividad (Hipermotilidad – Hiperkinesia) que puede o no estar presente.

Se trata de una entidad heterogénea y multifactorial con base genética, familiar. El Dr. Mc. Kiusik, reconocido genetista, lo clasifica como un síndrome autonómico dominante.

GUÍA PEDIÁTRICA PARA EL DIAGNÓSTICO PRECOZ:

1. Hipermotilidad

2. Dificultades alimentarias

3. Trastornos del sueño

4. Irritabilidad

5. Dificultad para jugar

6. Efecto neurofarmacológico paradojal

7. Mayor frecuencia de accidentes

8. Fracaso académico

9. Fracaso sociogrupal

10. Baja autoestima

11. Baja tolerancia a la frustración

12. Presencia de signos genéticos menores

ESCALA DE EVALUACIÓN DEL DSM IV

1.Déficit de atención, 2. Hiperactividad, 3. Impulsividad

1.Déficit de atención (6 criterios o más por más de 6 meses)

1. No presta atención a los detalles: comete errores por descuido en sus tareas

2. Dificultad para mantener la atención

3. Al hablársele impresiona como que no escucha

4. Dificultad para seguir instrucciones; fracaso en la continuidad de las tareas y en concluirlas

5. Trastornos para organizarse en sus actividades

6. Omisión o desagrado para tareas que requieren esfuerzo mental sostenido

7. Pérdidas u olvido de elementos necesarios para las tareas

8. Distracción frecuentes por estímulos habituales

9. Descuido en las actividades diarias

2. Hiperactividad, 3. Impulsividad

( 4 criterios o más, por más de 6 meses en cualquiera de las dos categorías)

2. Hiperactividad

1. Mueve en exceso las manos, pies y el cuerpo, aún estando sentado

2. Se levanta en clase y deambula

3. Corre, trepa y salta fuera de lugar, inoportunamente

4. Dificultad para estar tranquilo o relajado. Los adolescentes y adultos pueden referir una sensación de inquietud

3.Impulsividad

1. Locuaz, contesta abruptamente antes que se le completen las preguntas

2. Dificultad para la espera de su turno, impaciencia

3. Interrumpe las actividades de los demás

GUÍA TERAPÉUTICA

En el momento actual no se dispone de un tratamiento curativo etiológico. Los pacientes convenientemente tratados, han tenido respuestas farmacológicas satisfactorias, con remisión de sus síntomas en más del 80 % de los casos pediátricos

Las estrategias de abordaje terapéutico son:

1. Farmacológicas

2. Educacionales: del paciente y su grupo familiar, en relación con la escuela y el medio socioambiental.

3. Complementarias: psicopedagógica, psicológica, psicomotriz, neurológica y fonoaudiológica, según la necesidad de cada paciente.

Bibliografía: PRONAP 99 – Módulo 4 – Dr. Carlos Alberto Agustín Mamondez

Consultor: Dr. Augusto Alberto Giussani

Autora: Lic. Fabiana Sassone